Conocimiento
 
 

Los Abdal
Del Libro Los Adornos del Corazon
Del Sheik Muzzafer Ozak (ra)

Los Abdal en mi Comunidad son treinta y tres hombres. Por ellos la tierra es sostenida y recibe lluvia, y por ellos ustedes son ayudados”.
En la opinión legal suministrada por Ibn Hajar, la validez de las Tradiciones concernientes a los Abdal es aceptada, y está afirmando que: “En algunos trabajos encontramos similares referencias con respecto a los Qutb".

 
 

En nuestro lenguaje (Turco) y en el habla popular, el término Abdal es utilizado incorrectamente, con el significado de idiota o estúpido. De manera apropiada, es el epíteto de los grandes Santos de Allah, quienes dejan un substituto (badal)“, es decir, quienes efectúan bilocación o aparecen en varios lugares simultáneamente.
En los textos clásicos del Sufismo se establece que a través de la gracia de Allah el Todo-Glorioso, y por medio de la influencia espiritual y las súplicas de muchos nobles seres, ciertos favorecidos servidores de la Verdad asumen forma corporal y traen ayuda, socorro y consolación a muchas personas necesitadas. Los nobles seres quienes suplican de esta forma no toman conocimiento del modo en que su mediación es recibida y hecha manifiesta. Esto puede ser comparado a una persona que es vista en un sueño, pero que no se apercibe de su aparición.
No obstante que hay algunos seres excepcionales que saben de su mediación, este conocimiento puede solamente llegar a ellos desde la Verdad Divina. Tales manifestaciones otorgadas sobre nobles seres que se adhieren a la Sharia, son expresiones de los poderes milagrosos de estas entidades. Los estados sobrenaturales manifestados por alguien que no observa la Ley Sagrada, no pueden ser llamados poderes milagrosos, y más aún, activan una declinación gradual.
En su comentario sobre las Cuarenta Tradiciones, Ibn Kamal dice:
“Cuando usted se encuentre confuso, busque la ayuda de las gentes
de las tumbas”.
La noble Tradición comprueba que es permisible y legítimo el buscar ayuda y asistencia de las almas de los Santos y virtuosos creyentes. En su comentario sobre al-Hisn al-Hasin, Alí al-Qari dice:
“Uno puede buscar la cercanía de Allah, Exaltado y Santificado sea El, a través de la mediación de los Gloriosos Profetas y de los nobles Mensajeros, los Veraces, los Santos, los Sabios, los Vrituosos y los Mártires, quiera Allah estar complacido con todos ellos”.
Está firmemente establecido en las nobles Tradiciones y los estudios de los rectos autores que hemos citado, que la puerta de la mediación está abierta de acuerdo con la Sagrada Ley. El utilizar la mediación para que actúe sobre el reino de la causalidad, en el conocimiento de que todo proviene de Allah, está lejos de ser dañino. La mediación permite acceder a santas influencias y es un portal a través del cual nos llegan desde Allah, El Muy Elevado, abundantes bendiciones y beneficios.
Todo lo que está prohibido por la Sagrada Ley es el elevar cualquier forma de mediación hasta hacerla objeto de adoración. Los pueblos de la Verdadera Fe son enteramente inocentes de esto, ya que la misma noción es inconcebible para ellos. Es idolatría e impiedad el adorar a otro distinto de Allah, Exaltado sea Él. En consecuencia cuando los creyentes acuden a alguien para mediación, es simplemente para acceder a la abundancia Divina y no para adorar al mediador.
Nosotros pedimos a los amantes agradecidos que nos mencionen en sus plegarias y que nos recuerden por la recitación de tres Sura Ikhlas y una Sura Fatiha. Nosotros rogamos sinceramente que aquellos que ofrezcan súplicas en nombre nuestro, puedan gozar de honor y prosperidad en ambos mundos.

En el Nombre de Allah,
Todo-Misericordioso y Compasivo.
Alabado sea Allah, Señor de los Mundos,
Que las bendiciones y la paz sean con nuestro Mensajero,
El Mensajero de aquellos quienes se han ido antes,
Y de aquellos que aún están por venir,
El Profeta de hombres y genios, Muhammad,
Y con su familia y Compañeros.


Volver a Conocimiento