Mujer
 
 

El velo desde el punto de vista religioso ortodoxo.

Para tratar del velo dentro del Islam hay que hacer referencia, como para el resto de las prácticas, a los fundamentos de la sharia o camino por el que se deben guiar los musulmanes.

 
  En Corán 33,59 se lee: "¡Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el manto. Es lo mejor para que se las distinga y no sean molestadas.

Alá es indulgente, misericordioso". Esta es la única referencia a cubrirse la cabeza que hay en el Corán, y aparece como una forma de distinguirse como musulmanas y de protegerse.

Por otra parte, también en el Corán se recomienda el recato a hombres y mujeres. En 24, 30 el consejo se dirige a los hombres diciendo "Di a los creyentes que bajen la vista con recato y que sean castos. Es más correcto. Alá está bien informado de lo que hacen." y a continuación, en 24, 31 dice " Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volvéos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis".

En los dos versículos se emplean palabras árabes que designan prendas propias del lugar y la época en que vivió el Profeta por lo que es objeto de polémica en qué consisten el manto y el velo mencionados, eso además del tema mucho más complejo de cómo deben vestir las mujeres musulmanas en otros lugares y épocas diferentes a los de Mahoma.

También se cita como pilar del velo un alhadiz "Ayesha cuenta que Asmaa, la hija de Abu Bakr vino al Mensajero de Allah llevando ropas finas. Él se acercó a ella y dijo: "Oh Asmaa! Cuando una chica llega a la edad menstrual no debe dejar ver nada más que esto y esto". Y señaló la cara y las manos."(Abu Dawud).


En qué consiste el velo.

El término árabe hiyab, que traducimos por velo, tiene tres acepciones en el Corán según Fátima Mernissi (1): una tela que cubre la cabeza, una cortina que divide el espacio y un velo que dificulta el conocimiento de Dios (2). El debate se centra en la primera de ellas: el cubrimiento de las mujeres.

En este asunto, como en otros, se entrelazan los aspectos religiosos, culturales, de identidad,...Se suele emplear el término hiyab para hacer referencia a una vestimenta islámica, que se usa por su carácter de tal (3), mientras que las diferentes prendas reciben nombres específicos en los lugares en que se usan tradicionalmente (4).

La idea generalmente aceptada es que el hiyab es el uso de vestimentas holgadas y no muy finas acompañadas de un pañuelo de la cabeza que cubre los cabellos (foto 1). Según otras opiniones esta vestimenta debe ser especialmente amplia y gruesa, de manera que no deje ver nada excepto la cara y las manos y no ponga de manifiesto las formas del cuerpo (5).

Otras consideran que también debe cubrir parte de la cara, o toda ella excepto los ojos (foto 2), o puede equivaler al ocultamiento de todas las partes del cuerpo, bien por medio de una prenda de vestir amplia y larga como la burqa (foto 3) o incluyendo el uso de calcetines, guantes y gafas de sol, usados por islamistas de diversos países.

Muchas otras musulmanas consideran que no deben cubrir su cabeza por lo que en absoluto se puede identificar musulmana con mujer que lleva algún tipo de velo.


El velo en las otras religiones del libro, religiones que también tienen su origen en Oriente Próximo (judaísmo y cristianismo).

En la cultura judía antigua la cabeza cubierta era signo de respeto y también de respetabilidad, ya que eran las mujeres de cierta posición social las que se cubrían.

El cristianismo en sus primeros tiempos incorpora esta costumbre propia del lugar donde surgió. Entre las referencias más explícitas está la Epístola de San Pablo a los Corintios 3, vs 3-10 que dice que las mujeres cubran sus cabezas en el templo. En la misma epístola, un poco más adelante (11, 3-10) explica esta indicación por la sumisión de las mujeres a los hombres.

Esta costumbre queda reflejada en las representaciones de la Virgen María o de las mujeres con las que se relacionó Jesús, siempre aparecen cubiertas.
Hasta hace pocos años las católicas en España siempre se ponían velo para entrar en una iglesia. Actualmente todas las mujeres que visitan al Papa se ponen velo y las monjas siguen llevando vestiduras amplias y velo.


El velo desde el punto de vista religioso ortodoxo.

Para tratar del velo dentro del Islam hay que hacer referencia, como para el resto de las prácticas, a los fundamentos de la sharia o camino por el que se deben guiar los musulmanes.

En Corán 33,59 se lee: "¡Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el manto. Es lo mejor para que se las distinga y no sean molestadas. Alá es indulgente, misericordioso". Esta es la única referencia a cubrirse la cabeza que hay en el Corán, y aparece como una forma de distinguirse como musulmanas y de protegerse.

Por otra parte, también en el Corán se recomienda el recato a hombres y mujeres. En 24, 30 el consejo se dirige a los hombres diciendo "Di a los creyentes que bajen la vista con recato y que sean castos. Es más correcto. Alá está bien informado de lo que hacen." y a continuación, en 24, 31 dice " Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volvéos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis".

En los dos versículos se emplean palabras árabes que designan prendas propias del lugar y la época en que vivió el Profeta por lo que es objeto de polémica en qué consisten el manto y el velo mencionados, eso además del tema mucho más complejo de cómo deben vestir las mujeres musulmanas en otros lugares y épocas diferentes a los de Mahoma.

También se cita como pilar del velo un alhadiz "Ayesha cuenta que Asmaa, la hija de Abu Bakr vino al Mensajero de Allah llevando ropas finas. Él se acercó a ella y dijo: "Oh Asmaa! Cuando una chica llega a la edad menstrual no debe dejar ver nada más que esto y esto". Y señaló la cara y las manos."(Abu Dawud).



regreso


siguiente