Colaboraciones
 
 

COMO TRATA EL ISLAM EL TEMA DE LA POBREZA

 
 

Disertación del Sheij Muhammad Abdurrahman Muhammad
El Sheij fue durante muchos años Iman de la Mezquita de Buenos Aires


Glorificado sea Dios, Creador del universo y la paz y las bendiciones sean con su siervo y Mensajero Muhammad, con su familia y compañeros.

Muchos países del mundo sufren el problema de la pobreza. ¿Acaso el Islam ha encontrado una solución? Dice Dios, Glorificado sea Nada hemos omitido en el libro (6:38). Esta es la solución que brinda el Islam.

1. Exhorta a trabajar y combate la vagancia y la desocupación Nos ha sido transmitido por cl dicho del Profeta (BP) que, "quien vivifique una tierra árida, pues, le pertenece". Nos han dejado los Profetas y Mensajeros de Dios (con ellos sea la Paz) un bello ejemplo de trabajo, pues Noe fue carpintero, David herrero, Idris sastre, Moisés pastor y Muhammad (BP) fue comerciante y también pastor, quien dijo: "No hay mejor alimento que coma alguien que el que se lo gana con el fruto de su trabajo"

2. Previene el Islam de andar mendigando, y explica que por cada vez que haya pedido se le formara un punto negro en su rostro el did del juicio, y esto es cuando lo haga sin necesidad, o que tenga la posibilidad de solucionar sus necesidades por sus propios medios.

3. Combate el Islam el atesoramiento de los bienes. Dijo el Mensajero de Dios (BP): "No descuidéis vuestros bienes hasta que se los termine devorando las caridades".

Es decir que indica hacerlos circular, ya sea en trabajar la Tierra, en la instalación de fábricas o en el comercio, creando así nuevas fuentes de trabajo, (Orienta) indica el Islam a buscar el sustento comerciando, y que el comerciante sincero estará junto a los profetas y veraces en la otra vida.

4. Prohíbe el Islam el derroche (prodigalidad) a indica ser moderado en los gastos cotidianos. Dice dios Comed y bebed, pero no os excedéis, porque El no aprecia a los abusadores (7:31). Y dice también Glorificado sea: No lleves la mano cerrada a tu cuello, ni la extiendas (o sea, no seas avaro, ni prodigo), si no, te encontrarás censurado, falto de recursos (17:29).

5. Estimula el Islam a dar prestamos sin interés, y la recompensa por esta obra es mayor aún que el de las caridades. Puesto que quien recibe una caridad puede que la tome con o sin necesidad, en cambio aquel que solicita un préstamo, no lo hará si realmente no se ve impedido a ello, y se preocupara por devolverlo lo antes posible. Prohíbe el Islam prolongar cl plazo de las devoluciones de las deudas sin motivo y explica que ella cae primero en las manos de Dios antes de que las tome el solicitante.

6. Prescribió el Islam el Zakat a los ricos, como un derecho obligatorio para los pobres. Hizo del Zakat uno de los pilares del Islam, tan importante como la oración, cl ayuno v la peregrinación, dice Dios: De sus bienes destinan un derecho consabido (el Zakat), para el mendigo y el infortunado. (70:24 25). Explica como debe ser repartido el zakat, para que así no intervengan ni los sabios ni los gobernantes, dice Dios Las caridades son para los pobres, los menesterosos, los recaudadores, para los nuevos en la fe, para la liberación de esclavos, los insolventes, para la causa de Dios v para el viajero (en dificultad), ello es un precepto dimanado de Dios, porque Dios es Sabio, Prudente (9 60).

7. Exhorta el Islam a hacer donaciones, es decir destinar una parte do los bienes para la construcción de escuelas, hospitales, para trabajar la tierra y crear nuevas fuentes de trabajo, para que los jóvenes puedan casarse y mantener su hogar. Incita a esta obra por la quo se seguirá recibiendo recompensa aún luego de la muerte, dijo el Profeta (BP): "Cuando muere cl hijo de Adán se cortan sus obras excepto tres, una caridad corriente, un conocimiento (o ciencia) por el cual se benefician los demás y un hijo virtuoso quo ruega por el".

8. Prohíbe el Islam el monacato, por el contrario, ordena al creyente a realizar sus oraciones y a trabajar todos los días, dice el Altísimo: Si ha terminado la oración, dispersaos por la tierra y procurad las gracias de Dios (62:9). Especifica que algunos pecados no se redimen con oraciones ni caridades, sino que con el trabajo y el esfuerzo.

Además exhorta el Islam al buen use del tiempo, puesto que el tiempo es coma una espada, si no te cortas, te corta el a ti. Incita a beneficiarse del tiempo, dijo el Profeta Muhammad (BP) "Aprovecha de tu vida antes de que te llegue la muerte, toma de tu salud para tu enfermedad, de tu riqueza antes que te alcance la pobreza y de tu tiempo libre antes de que te ocupes". Así también aconsejo emigrar de un país a otro en caso de necesidad para obtener el sustento licito, dice Dios: Recorred la tierra por todos sus ámbitos y comed de su sustento, pues a El será el retorno (67:15).

He aquí una situación practica en la vida del Profeta (BP) y la medida que tomo, (esto antes de llegarle el Mensaje), cuando la Meca fue azotada por un periodo de hambre, es decir una situación económica muy dura.

El Profeta advirtió que su tío Abu Taleb no tenia como mantener a sus numerosos hijos, pensó entonces en su otro tío Al Abbas para invitarlo a socorrer a Abu Taleb con sus niños. Se dirigió a Al Abbas y le dijo: "Tu sabes por la situación difícil que atraviesa tu hermano, ayudémoslo a pasar este momento, yo tomaré uno de sus hijos y tú otro". Así fue que el Profeta tomo a Ali y Al Abbas a Yafar (que Dios se complazca de ellos), esta fue una resolución simple y practica.

El Islam remedia este problema con la expiación de pecados o equivocaciones, por ejemplo quien Jura hacer algo y luego no lo lleva a cabo, su expiación es darle de comer a diez (10) pobres. Quien tenga una relación con su esposa durante el día de Ramadan, deberá alimentar a sesenta (60) pobres. Quien jura que su esposa es ilícita para el, al igual que su madre (Dhihar), deberá alimentar sesenta (60) pobres. También incita a ayudar a los vecinos, dijo el Mensajero de Dios (BP): "No es de los nuestros quien pernocta satisfecho y sabe que su vecino esta hambriento".


Volver a Inicio Colaboraciones