Libro Estados del Alma
 
 

CAPITULO SEIS

El Alma Placentera: Su recorrido, mundo,
localización, estado, atributos,
y cómo entrar al séptimo Estadio

Su recorrido es ‘de’ Dios el Exaltado.
Su mundo es el mundo visible.
Su localización es lo Oculto.
Su estado es la perplejidad.
Su wárid es la trascendencia [tanzih].

 
 

Sus atributos son: bondad de carácter, renunciar a todo lo que no sea Dios el Exaltado, benevolencia con los demás seres humanos, guiarlos a la rectitud, perdonar sus faltas, amarlos y sentir una inclinación hacia ellos para sacarlos de las oscuridades de sus tendencias egoístas naturales y llevarlos hacia sus espíritus iluminados. Es el atributo de esta alma unir [asistiéndolos] la creación y el Creador, esto es algo extraño y es solamente para aquellos que están en este sexto estadio. Esa es la razón de que en este estadio el caminante no parezca exteriormente diferente de la gente común. Interiormente, sin embargo, él es la esencia misma de los secretos y el modelo de la mejor de las gentes.

Esta alma se llama ‘Placentera’ porque place a lo Real Mismo. Que su recorrido sea ‘de’ Dios el Exaltado significa que ha obtenido lo que necesitaba de la Presencia Divina.

Su estado es la perplejidad, pero es una perplejidad aceptable, similar a la mencionada en el hadith: ‘¡Señor, aumenta mi perplejidad en Ti!’, no la del tipo censurable que ocurre al comienzo del viaje.

En este estadio es atributo del caminante mantener sus promesas y asignar todas las cosas al lugar adecuado. Es así que gasta liberalmente cuando es apropiado, al punto en que el hombre ignorante puede pensar que es un despilfarrador; y puede retener sumas pequeñas cuando piensa que dar no es apropiado, de modo que el hombre ignorante puede pensar que es el más avaricioso de los avaros. Es su atributo tomar el camino medio en todos sus asuntos, ese que yace entre el exceso y la deficiencia: y eso es algo que sólo los perfectos son capaces de hacer46.

Sabe que al comienzo de este estadio el caminante muestra los primeros signos de la Vicegerencia Superior, y a su término está investido con ella. Esta es la primera investidura de ‘Yo soy su oído con el cual oye, su visión con la cual ve, su mano con la cual golpea, y su pie con el cual camina’47. Es por medio de lo Real que oye, por medio de Él que ve, por medio de Él que golpea, por medio de Él que camina. Esta es la consecuencia de la cercanía alcanzada a través de las prácticas y le corresponde al siervo poseer la habilidad con la ayuda de lo Real. (¡Trascendente es Él) Cuídate de mal interpretar esto y creer que o bien lo Real penetra dentro de cualquier cosa o que cualquier cosa lo penetra.

La realización de este estadio es que cuando el caminante alcanza el estadio de extinción, que es el anterior a este, sus cualidades humanas reprensibles, que son la causa de sus reacciones y desdichas, se aniquilan debido a su búsqueda de la cercanía de Dios a través de sus prácticas super-erogatorias, que son la autodisciplina y el esfuerzo que constituyen la gran jihád. Entonces su Señor, en Su Generosidad, le concede los atributos opuestos a esos, que surgen por el permiso del Dador, y esta es la Verdad de la Certeza. Y cuídate de seguir el sendero de aquellos que se han extraviado, porque nuestro Señor es demasiado exaltado como para ser localizado en cualquier cosa o como para que cualquier cosa esté localizada en Él. La verdad es que estas cuestiones yacen más allá del alcance de la razón, a no ser que sea por Gracia Divina, porque no hay nada externo que se asemeje a la extinción y sirva para demostrarla. Lo mismo se aplica a la subsistencia en Dios y a la cercanía que se produce por las prácticas super-erogatorias.

Adhiere firmemente a la shari’a y dedícate al sexto Nombre que es al-Qayyúm [el Sustentador]. Significa Aquel que está constantemente sustentando la creación y gobernando Sus asuntos. Mantén las cortesías tanto de la shari’a como de la tariqa, y no permitas que una te distraiga de la otra hasta que alcances el séptimo Estadio.