Libro Estados del Alma
 
 

CAPITULO SIETE

El Alma Perfecta: Su recorrido, mundo,
localización, estado, wárid, y atributos.

Su recorrido es ‘por medio de’ Dios.
Su mundo es la multiplicidad en la unidad y la unidad en la multiplicidad.
Su localización es lo Más Oculto, siendo la relación entre ello y lo Oculto similar a la del espíritu con el cuerpo.
Su estado es la Subsistencia [baqá].
Su wárid es todos los atributos meritorios del alma anteriormente mencionados.

 
 

En este séptimo estadio, dedícate al Nombre Qahhár [Dominador]. Esto indica Aquél que impone Sus deseos sobre la creación sin resistencia.

Sabe que el que está en este estadio no tiene otro deseo más que el legítimo placer de su Señor. Sus movimientos son actos de bondad, cada y toda respiración suya es un acto de adoración. Cuando la gente lo ve se acuerda de Dios, ¿y cómo podría ser de otro modo cuando él es el santo perfecto de Dios? Ya era un santo cuando estaba en el cuarto estadio. (¡Trascendente es Él, Quien cuando concede algo nadie lo puede retener, y cuando retiene algo nadie lo puede conceder!)

El hombre que se encuentra en este estadio está adorando constantemente, ya sea con su cuerpo entero, o con su lengua, o con su corazón. Pide por el perdón en abundancia, y es intensamente humilde. Su alegría y deleite se encuentran en [ver] a los seres creados volverse hacia lo Real. Su ira y su pesar se encuentran en [ver] que le dan la espalda a Él. Ama al buscador de la verdad más que a su propio hijo. Está lleno de dolores, su cuerpo y sus movimientos son débiles. En su corazón no hay odio por ninguna criatura en absoluto; sin embargo, aún muestra aversión donde la aversión es merecida. No teme a nadie cuando habla por Dios. Su deseo es el deseo de lo Real y su Señor responde inmediatamente todas sus súplicas.