Septiembre del 2004
 
 

El mes de Shaban
Las bendiciones del mes de Sha’ban

Alabado sea Allah, Clemente Misericordioso, quien no engendró ni ha sido engendrado y es incomparable. Atestiguamos que no hay más dios que Allah y Muhammad (P y B) es su Profeta. Las bendiciones de Allah sean con todos sus profetas y enviados.

El mes de Sha’ban es un mes bendito y es un mes de suma importancia ya que hay en el gran misericordia.

Durante el mes de Sha’ban se abren las puertas del cielo y Allah responde las suplicas de quienes le imploran.

El mes de Shaban
-----------------------------------------
La Noche de la Absolución
-----------------------------------------
La Ascensión del Profeta Muhammad
-----------------------------------------
Últimos mensajes enviados a la lista Sufinet
 
 

Un compañero del profeta Muhammad (P y B) Usama Ibn Zeid le preguntó al Profeta (P y B) “¡Oh Profeta! No te he visto ayunando tanto durante otros meses como en este mes de Sha’ban. A lo que contestó El Profeta (P y B) eso es porque la gente no sabe la importancia de este mes que se encuentra entre Ráyab y Ramadán. Durante este mes todas las buenas obras realizadas durante el año ( rezo, ayuno, etc) ascienden al cielo. También dijo el Profeta (P y B) “Yo quiero que asciendan al cielo todas mis buenas obras realizadas durante el año, y cuando esto sea me encuentre observando el ayuno.”

El Profeta Muhammad (P y B) destaca dos cosas en la importancia del mes de Sha’ban:

1° es que no debemos dejar de valorar a este mes que se encuentra entre el mes de Rayab, que también es un mes bendito, y antes del sagrado mes de Ramadán.

Durante el mes de Ramadán Dios reveló al Profeta el Sagrado Corán y en este mes todo musulmán debe observar el ayuno e incrementar las oraciones y buenas obras.

La mejor obra es la que se realiza cuando no es obligatoria, prueba de ello es lo que dijo Abdullah Ibn Rauaha, quien iba siempre al mercado pidiendo que adoren a Dios y diciéndoles: “Vamos a adorar a Allah durante una hora al menos” un hombre que lo escuchó se enojo al oír que decía durante una hora y recurrió al Profeta Muhammad (P y B) quien dijo: “Allah bendiga a Abdullah Ibn Rauaha porque a él le gustan las reuniones donde están los ángeles presentes.”

Allah dijo:
"Parte de la noche, vela: será para ti una obra supererogatoria. Quizá tu Señor te resucite a un estado digno de encomio." Sagrado Corán 17.79.

La mejor obra de adoración es cuando la gente abandona sus lechos para adorar a Allah, es este el mejor momento y la mejor forma de adoración.

2° La importancia de este mes radica en que todas las buenas obras ascienden al cielo.

El Profeta Muhammad (P y B) dijo: “Yo quiero que mi trabajo ascienda a los cielos y entonces encontrarme ayunando." Y también dijo cuando le preguntaron de el ayuno durante los días lunes y jueves entonces contestó: “Porque los días lunes y jueves las buenas obras ascienden al cielo.”

Entre estos dos dichos no existe diferencia alguna, pues el Profeta Muhammad (P y B) dijo esto para que en forma permanente y durante cualquier época del año nos acordemos de adorar a Allah.

Es como cuando el profesor aconseja a su alumno sobre la constancia diaria en el estudio.
Para que nuestras buenas obras sean aceptadas debemos observar la oración.

Dice Allah:
"Nadie sabe la alegría reservada a ellos en retribución a sus obras." Sagrado Corán 32.17.

Durante el mes de Sha’ban se cierran las cuentas de las obras que realizó el creyente durante todo el año. Y se levantan las hojas llevando las obras anotadas de los creyentes, luego descienden otra hojas.

Durante todo el año el hombre está distraído por sus ocupaciones y a veces se olvida del mes de Sha’ban.

Dijo Aisha: (Dios esté complacido con ella) “El Profeta Muhammad (P y B) observó el ayuno durante todo el mes de Ramadán y durante el mes de Sha’ban.” El Profeta Muhammad (P y B) solía ayunar durante todo el mes de Sha´ban o la mayoría de sus días.

Nosotros debemos imitar este ejemplo del profeta (P y B) ya que el fue la guía e Imám de los creyentes.

Dice Allah:
" En el Enviado de Dios tenéis, ciertamente, un bello modelo para quien cuenta con Dios y con el último Día y que recuerda mucho a Dios." Sagrado Corán 33.21.

Tenemos que incrementar sus buenas obras y obediencia durante el mes de Sha’ban, y también debemos preocuparnos por el rezo y esforzarnos por ayunar en este mes.

Cuando empezaba el mes de Rayab el Profeta Muhammad (P y B) decía: “Benditos sean los meses de Rayab, Sha’ban y Ramadán.”

La Noche de la Absolución
IRSHAD de Hz. Muzaffer Ozak (ra)

Cuán Bendita es la noche del Decimoquinto día de Shaban.
Esta bendita noche es llamada, la Noche de Absolución.
Tiene cinco rasgos especiales:
1. "Cada sabio mandato se clarifica".
2. "La adoración y la obediencia son particularmente meritorias".
3. "La misericordia divina viene e inunda esa noche".
4. "El perdón divino llega".
5. Como hemos explicado, la completa intercesión se le concede al Mensajero (saws). La prueba de esto es que, en esta noche, hay un aumento notable en el agua de Zamzam en la Kaba. Este suministro extra de agua ocurre por costumbre divina. En esta noche, la Comunidad entera de Muhammad es bendecida con el perdón divino, salvo esos distraídos que se alejan de Allah y huyen como si fueran ladrones de camellos.
(También se los exceptúa a aquellos que no se arrepienten de beber y de fornicar, quién practica la brujería y hechicería, los que desobedecen a sus padres y quienes guardan rencores. Tampoco obtendrán el perdón divino aquellos que están llenos de odio, quienes permanecen enfadados con un creyente compañero por más de tres días.)
No sabemos cuál noche es la Noche de Poder, ya que nuestro Glorioso Señor la ha mantenido como un secreto para nosotros; pero Él ha especificado cortésmente el día del medio de Shaban, la noche del Decimoquinto día, como un momento en el cual los creyentes pueden acceder a bendiciones peculiares. Nuestro Maestro nos dice en una de sus Nobles Tradiciones:
"El mes de Rajab es el bendito Mes de Allah. Shaban, el Espléndido es mi mes. Ramadan es el mes de mi Comunidad".
Por consiguiente, a través de la compasión del último Profeta de Allah, nosotros conocemos los misterios de su propio mes, Shaban el Espléndido; ese sublime regalo y la misericordia divina llegan y abundan durante la noche del decimoquinto de este mes.
Según Nasr ibn Said, nuestro Maestro dijo lo siguiente acerca de estas manifestaciones divinas:
"Fue durante la decimotercera noche de Shaban que Gabriel (as) vino a mí y dijo": "¡Mensajero de Allah! Levántate, durante esta decimotercera noche de Shaban, el Espléndido ya que es el momento para la vigilia y la oración. Es el momento cuando son aceptadas las súplicas, por lo tanto pídele a Allah el conceder intercesión para su Comunidad. Para esto es su deseo".
Por consiguiente, yo me levanté y le pedí a mi Señor por mi Comunidad hasta la aparición del alba. Entonces Gabriel bajó y dijo:
"¡Buenas noticias, O Mensajero de Allah! El Uno Todo Glorioso te saluda. Él lo ha concedido a un tercio de su Comunidad". Mientras lloraba le pregunté: "O Gabriel, dígame acerca de los otros dos tercios restantes. ¿Qué ha pasado con ellos y que les sucederá?". Pero Gabriel contestó: "No tengo ningún conocimiento acerca de su condición!".
"Durante la decimocuarta noche de Shaban, Gabriel (as) bajó y dijo: "¡O Mensajero de Allah! Levántate, ya que es el momento para la vigilia y oración. Pide a Dios por su Comunidad. Ésta es una noche inundada por la misericordia divina". Por consiguiente, me levanté y Le pedí a mi Señor por mi Comunidad hasta la aparición del alba. Gabriel (as) vino a decirme que se me había concedido a los dos cuartos de mi Comunidad". Llorando le pregunté: "0 Gabriel (as), que será de último tercio?". Pero él se fue, mientras decía: "Yo no lo puedo saber, O Mensajero de Allah!".
"Gabriel descendió nuevamente durante la decimoquinta noche de Shaban, la Noche de la Absolución, diciendo":
"¡Levántate, O Mensajero de Allah! Ésta es la Noche de la Absolución". "Por consiguiente, me levanté, a rendir culto, y pedí a mi Señor por mi Comunidad". Gabriel bajó para decir: "¡Buenas noticias, O Mensajero de Allah! El Glorioso Señor lo ha concedido para su Comunidad entera. Para su Comunidad que afirma Su Unidad. Ellos no atribuyen socios a Allah. Ellos proclaman Su Unidad. Por consiguiente. Él se los ha concedido a todos, a través de la luz de "Ningún dios sino Allah " y a través de su intercesión. Usted ve a través del favor de Allah para ti y tu Comunidad, cuán bendita es esta noche. Levanta tu bendita cabeza y mira a los cielos: ¿Qué es lo que ves?". "Miré y vi que las puertas del cielo habían sido abiertas, revelando otro mundo. Todos los ángeles, desde el primer nivel del cielo hasta los del propio Trono, estaban buscando el perdón por mi Comunidad. A la puerta de cada cielo un ángel estaba haciendo la proclamación".
"El heraldo en el primer nivel del cielo estaba anunciando la buenas nuevas de perdón y Paraíso, clamando:
"¡Cuánta bendita y buena fortuna esta noche para aquellos que se postran ante su Señor!".
"El ángel en el segundo cielo estaba llamando: "Buenas noticias para aquellos que se postran ante su Señor esta noche. ¡Cuán afortunados son aquellos que agradecen esta noche a su Señor"!.
"El ángel a la puerta del tercer cielo estaba clamando: "Buenas noticias para aquellos que recuerdan a su Señor esta noche"'
"El ángel en el cuarto cielo estaba clamando: "Cuán benditos y afortunados son aquellos que oran a su Señor".
"El ángel en el quinto cielo estaba dando las buenas nuevas a aquellos que llorar por amor y temor a Dios: "Bendito el ojo que llora esta noche por temor a Allah".
"Éste era el lamento del ángel en el sexto cielo: "¡Buenas noticias para aquellos que hacen un buen trabajo esta noche!".
"En cuanto al ángel en el séptimo cielo, él dijo: "¡Buenas noticias para aquellos sirvientes que recitan el Qur'an esta noche!". Luego él lloró: "Clamen, Clamen por su Señor. ¿Nadie preguntará? Lo que se pregunte se responderá. Hagan su súplica. Sus súplicas serán aceptarán. Arrepiéntase, que su arrepentimiento será aceptado y esta recompensa puede ser suya. Busquen el perdón, que ustedes pueden recibir el perdón y la absolución".
En otra Noble Tradición, nuestro Maestro dijo: "En la decimoquinta noche de Shaban, las puertas de la misericordia están abiertas para mi Comunidad desde la puesta hasta la salida". En esta noche, aquellos de mi Comunidad que merecen el Infierno, todavía pueden ser liberados del Fuego, excediendo, por lejos, en número a toda la lana de las ovejas de la tribu de Kalb. ''
¡Vean, creyentes! Aquél que se postra ente su Señor en esta noche, será elevado. El paraíso será para aquellos que se postran ante su Señor en esta noche. El Señor recuerda a aquellos que lo recuerdan esta noche. Se conceden los deseos a aquellos que oran a su Señor esta noche. La misericordia es obtenida por aquellos que lloran esta noche por temor de Allah, porque el Fuego no puede tocar el ojo de quien que llora por temor de Dios. Ningún océano, río ni bien puede apagar el fuego del Infierno, pero las lágrimas del ojo que quien llora por amor y temor de Allah, si pueden extinguirlo.
Cuando la Resurrección comience, todas las criaturas morirán, así como los insectos, el césped y los árboles se mueren en el otoño o el invierno. Entonces Allah devolverá la vida a todas las criaturas que se han muerto, así como el césped y los árboles renacen en la primavera, y como todos los insectos se despiertan del sueño. Todos nos levantaremos de nuestra tumba e iremos a la llanura de Arasat, el Lugar de la Resurrección. Las personas entrarán allí en tres grupos separados.
El primer grupo estará montando las montañas del Paraíso y llevarán los vestidos del Paraíso. Éstos son los Profetas, el virtuoso, el sincero, los amantes, los mártires, los campeones de la fe, el devoto y el sabio.
El segundo grupo vendrá a pie totalmente desnudo. Cuando el Mensajero (saws), describió a este grupo, nuestra Madre la venerada A'isha (ra) preguntó: "O Mensajero de Allah, ¿los hombres no mirarán a las mujeres?". Contestó nuestro Maestro: "O A'isha, tal será ese día que nadie verá a otro o podrá pensar en cualquiera otra cosa que no sea en si mismo. Cada persona estará atenta de lo que él ha hecho, pesado por los pecados que él ha cometido. Él entrará en presencia del Omnipotente abrumado por sus pecados, llevando sus órganos ofendedores en sus espaldas".
"... él efectivamente llevará una carga el Día de Resurrección" (20:100).
El tercer grupo estará formado por los canallas que niegan la resurrección después de la muerte, atribuyen incapacidad a Allah, mientras preguntan: "¿Puede este cuerpo volver a la vida una vez que se ha deteriorado y volverse polvo?". Quiénes se olvidan se que ellos fueron creados de una gota de líquido y quién declaran una ruidosa hostilidad hacia Allah. Cuando ellos salgan de sus tumbas, estos incrédulos preguntarán cosas tales como: "¿Qué nos está pasando a nosotros? ¿Quién nos ha devuelto a la vida?". Y los ángeles contestarán: "Éste es el día que les fue prometido por Allah, el Todo Misericordioso, y del cuál les fue informado por los Mensajeros: este es el Día de la Resurrección, el Día de la Asamblea, el día cuando su vergüenza sea expuesta."
Ésta es la Corte Suprema y éste es el día cuando los oprimimos se vengarán de sus opresores. Éste es el día que ustedes han una vez negado". Diciendo esto, los ángeles los arrastrarán de sus tumbas y los instigarán a caminar hacia la llanura de Arasat. Ellos llegarán al Lugar de la Resurrección caminando sobre sus rostros. Cuando nuestro Amo describió esta escena, uno de los Compañeros dijo: "O Mensajero de Allah, ¿cómo ellos caminarán en sus caras?" y él contestó: "Como las serpientes o los gusanos de tierra caminan sobre sus caras".
Toda la humanidad se congregará al Lugar de la Resurrección, allí quedarán rodeados por los ángeles de los siete niveles del cielo y los siete niveles de la tierra, en números conocidos sólo por Allah.
En cuanto al Infierno, asaltará a las personas en toda su furia, chamuscándolos con sus llamas.
Entonces, cuando todos los Profetas se arrodillen clamando: "¡Yo, yo!" Muhammad Mustafa, Príncipe de los dos mundos y amado del Omnipotente, se postrará y ase los adornos del Trono, pidiendo en súplica a Allah: "No te pido por mi, por mi Fátima, mi Hasan, mi Husayn o mi Ali. Permite que todos ellos sean sacrificados por causa de mi Comunidad. Mi Comunidad es todo lo que te pido".
Gabriel descenderá, rociará encima del Infierno un poco de agua de un vaso en su mano. El fuego rebajará, perdiendo su vehemencia anterior y su terror. Cuando nuestro Maestro pregunte por la naturaleza de este agua, Gabriel dirá: "O Mensajero de Allah. Este agua consiste en las lágrimas vertidas por su Comunidad por el amor y afecto divino y del temor a Allah".
¡Así que, cuántas buenas noticias para aquél ojo que llore esta noche por temor a Dios y por amor a Allah!. Sus lágrimas habrán apagado el fuego del Infierno.
Aquellos que hacen buenos trabajos esta noche son amados de Dios. Aquellos que reciten el Qur'an hablarán con él.
Aquellos que pregunten y pidan, sus deseos serán concedidos.
El suplicante será recompensado y El penitente será perdonado.
Los pecados por los que ellos se arrepienten se volverán como si ellos nunca los hubieran cometidos.
Aquellos que buscan el perdón esta noche obtendrán el perdón y la absolución.
Dijo el Mensajero (saws):
"Cuando alguien se arrepiente por sus pecados, es como si él nunca los hubiera cometido".

La Ascensión del Profeta Muhammad (s.a.w.s.)

El mi'raj, el viaje celestial de Muhammad, es uno de los acontecimientos más relevantes de su misión profética, o de sus milagros. De esta experiencia interior no habló mucho, pues muy pocos eran los que podían percibir cuál era su naturaleza real. Así, se discutió en vano para saber si este viaje se llevó a cabo fisicamente o tan sólo en espíritu. Los que creían en un viaje físico no comprendían que el mi'raj era una visión, no un sueño, luego una experiencia mucho más fuerte que cualquier experiencia sensible, como lo sugiere el dicho: "Los hombres están soñando; cuando mueren despiertan". Parece ser que también dijo que estaba entre el sueño y la vigilia cuando el ángel fue a su encuentro. Aisha, su mujer, afirmaba que su cuerpo había permanecido en el mismo lugar.

Lo que hemos de retener es que el mi'raj, pese a las apariencias, nada tiene de relato de las mil y una noches, sino que es el prototipo del ascenso del alma al mundo espiritual. Muchos místicos musulmanes han seguido más o menos la Vía trazada por el Profeta en el otro mundo. El caso más famoso es el de Abu Yazid al-Bistami, de quien se dice que, llegado al Loto del Limite, rechazó todas sus visiones como vanas ilusiones, a fin de acceder a Dios sólo, "volverse" Dios.

Hay también los conocidos textos de 'Attar (El lenguaje de los Pájaros) y Sohrawardi (Relato del Exilio Occidental). En estos tres casos, el sujeto se describe a sí mismo en forma de un pájaro que vuela a los mundos suprasensibles. En Europa se conocieron muy pronto tradiciones del mi'raj por la traducción que se hizo al latín con el título de "Libro de la Escala". Este texto suscitó muchos relatos del mismo tipo, el más célebre de los cuales es la Divina Comedia de Dante.

La versión de la que proponemos aquí una traducción está sacada de una obra persa del siglo XII (520H) de 'Abdol Fazi Rashidoddín Meybodi, discípulo del famoso sufí Ansari, y se titula Kash ol-Asrar wa 'oddat al-abrar, más conocido con el título de Tafsir-e Khwaja 'Abdullah Ansarí (Editado por ‘Ali Asqar Hekmat, Teherán, Ibn Sina, T. V., 1338-9 h.). Se trata de una compilación de diversas tradiciones referidas por Anas Ibn Malik, Abu Sa'id Khadari, Abu Hureira, 'Aisha, ibn Abbas, etc., ordenadas y enlazadas para que constituyan un relato homogéneo (no obstante, hemos aplicado al relato algunos recortes menores a fin de aligerar ciertos pasajes de autenticidad dudosa o de interés secundario).

Por supuesto, ningún relato del mi'raj del Profeta tiene valor de testimonio seguro y completo. El Corán evoca el acontecimiento de manera lacónica, y, como para compensar ese silencio, los transmisores de tradiciones han añadido muchos detalles, tomados de otras tradiciones del Profeta.

Últimos mensajes enviados a la lista Sufinet

EL caracter
Carácter, se dice, es ser un amigo para la gente y un extraño para sus negocios y asuntos.
También se dice que carácter significa el aceptar sin irritación o alarma cualquier crueldad humana o decreto divino que te llegue.

Abu Dharr se encontraba en una fuente dando de beber a sus camellos cuando llegó un hombre apurado y rompió el pico por donde salía el agua.
Abu Dharr se sentó y luego cayó en postración.
Preguntado por que hizo esto, el respondió,
“El Mensajero de Dios (saws) ordenó que si un hombre se enoja, se debe sentar hasta que se le pase, y si no se le pasa el enojo, se debería postrar”.

El mal carácter, se cuenta, contrae el corazón de aquel que lo posee.
No hay lugar en el para nada sino para lo que el quiere, así como un estrecho cuarto no es suficientemente grande sino su dueño.
Buen Carácter significa que no hay diferencia para ti quien se para en la fila del rezo a tu lado.
Es parte de tu propio mal carácter el que tus ojos caigan sobre el mal carácter de alguien más.

El Mensajero de Allah (saws) fue preguntado acerca de la mala suerte, y dijo, “Mal Carácter”.


Las seis cuestas

1. La primera cuesta es la del destete (fatm o fitam) de los sentidos físicos . Debe abandonar la pereza, y en ello lo adiestrará la Shari'a. Es así como su cuerpo se hará fresco y ligero.

2. La segunda cuesta es la del destete del Ego (Nafs): consiste en abandonar las rutinas y todas la comodidades en las que se complace la pereza del Ego.

3. La tercera cuesta es la del destete del corazón. Consiste en desapegarse de las necesidades superficiales.

4. La cuarta cuesta es otro destete del corazón, que se independiza de toda naturaleza creada para sumergirse en el océano de la Identidad (Dzat)

5. La quinta cuesta es la del destete del espíritu , que se emancipará entonces de todos los vapores que provienen del mundo formal.

6. La sexta cuesta es el destete de la razón que se liberará sólo entonces de todas las imaginaciones ilusorias.

En la cima de cada una de estas cuestas descubrirá un horizonte nuevo.

1. En la cima de la primera cuesta descubrirá la sabiduría que proporciona el corazón, los saberes antiguos depositados en el ser humano.

2. En la cima de la segunda cuesta descubrirá que se le muestran los secretos que le impedían conocer la profundidad de la existencia.

3. En la cima de la tercera cuesta descubrirá las voces que rigen el devenir en el universo creado.

4. En la cima de la cuarta cuesta descubrirá las luces descendentes que recogen los espíritus de los hombres y los alzan a la Presencia suprema.

5. En la cima de la quinta cuesta encontrará las intimidades del amor y contemplará sus efectos inmediatos.

6. En la cima de la sexta cuesta descubrirá los Jardines prometidos. Aquí será arrebatado a todos los sentidos, y todo lo anterior se disipará ante él y permanecerá su corazón por siempre en la sutileza original. Y se te dará de beber de un licor único, y cada sorbo te hará tener más sed. Cada vez que lo pruebes aumentará tu anhelo y con la ebriedad crecerá tu ansiedad.

Al final está la Paz (Salam).

Por Ibn Atallá de Alejandría.

Dijo el sabio
El ser humano está dominado por apetitos y temores. Quienes estén encadenados a sus pasiones están moralmente desequilibrados y como consecuencia, sus pensamientos y percepciones son imperfectos; sus propias creencias, al igual que el conocimiento de la Verdad, distan de ser reales. Primero es preciso corregir el pensamiento del enfermo y transformar sus pasiones en moralidades.
Una mente sana puede concebir la manera más correcta de aprender la Realidad.
Si no tienes al Amado...
¿por qué no buscarlo?
Si te has unido a Él...
¿¡Por qué no celebrarlo!?...