La Palabra o el Corazón
 
 
Algunos piden con la palabra y otros piden desde el corazón,
Algunos desde lo externo y otros desde lo interior.

Los primeros deben estar mas familiarizados con lo externo, las formas, con el mundo, con las criaturas y buscan de una o de otra manera la aceptación de ellos.
Una persona sensible y consciente, pone su atención, no en agradar a las demás criaturas, sino en las últimas circunstancias. No en quedar bien o conformar a los demás, es un largo camino satisfacer las exigencias de los demás, requiere mucho esfuerzo y tiempo.
Su preocupación es alimentarse y beber su cuerpo. No piensan que su corazón también necesita alimento y que su alma también.

 
 

El creyente no se deja confundir por los signos de este mundo ni por las bellas expectativas que nos ofrece, porque ellas llegan a su fin, sabemos que todo lo de este mundo, tienen un fin.

La mentira se convierte en verdad, lo oculto en manifiesto, lo joven en viejo, el honor en humillación, la riqueza en pobreza, la salud en enfermedad.
La ceguera de nuestros ojos de la cabeza, significa algunas veces la apertura de los ojos del corazón. Apenas el mas allá se manifiesta, el mundo desaparecerá pronto; cuando la verdadera Fe aparece, la hipocresía desaparece.

Una vez le preguntaron a un hombre sabio que había pasado por una experiencia terrible, como se sentía el después de esa vivencia. Respondió, me preguntan a mi por la vivencia? No, pregúntale a la experiencia por mí.

Hacer lo debido es seguir la Ley, Hacer lo que el corazón dice es seguir Su conocimiento. La ley separa, Su conocimiento une.

Se olvidan que Allah lee los corazones, se olvidan que no solo están bajo la atenta vigilancia de nuestros dos Ángeles que nos acompañan, sino que todo, hasta el mundo externo y de las formas responde a Allah. ¿Puedo hacer todo mal y estar bien?


Puedo fácilmente engañar a las criaturas, y hacerles ver cosas que nunca existen, ni en interior ni en el mundo material, pero puedo también engañar a Allah y a los Ángeles custodios? Ud creen que esto lo pagaré en el mas allá cuando me muera,...después ? y aquí ir todo bien, sin tropiezos?

En cualquier cosa que estés envuelto, malo o bueno, verdadero o falso, bajo verdadera devoción o asociando, en obediencia o rebeldía Allah es todo sapiente (Alim) , todo conciente (Khabir) , El que todo lo Ve (Raquib) El siempre presente (Hadir) El Testigo de todo (Shahid) Su mirada esta en ti desde las 6 direcciones. La Persona sensible presta atención solo a las ultimas consecuencias, no se enreda con lo y temporal del mundo, sabe que todo alguna vez, llega a su fin. La voluntad, el deseo, mi ira, mis pasiones, yo mismo tengo un fin..

A veces uno pide ayuda, pero el silencio es preferible, más beneficioso. La única razón por la cual El pone en ti esta prueba es hacerte volver a El.
Allah nos prueba, con el hambre, con la pobreza, con nuestros miedos. Nos observa si de Su puerta en un momento de temor nos vamos a golpear la Puerta de otros. Recordemos al Profeta Abraham (as) Se le había ordenado matar a su hijo en señal de Fe y estaba dispuesto a hacerlo. En contra de toda su familia. Pero Allah hizo que a ultimo momento el cuchillo no corte.

Este camino no puede ser recorrido en compañía de los bajos instintos, de los deseos, de las pasiones, y de la necesidad de aceptación y de favorables impresiones de las demás criaturas. Solo permanecen quienes ven al Benefactor y no el beneficio.