Beneficios saludables de ayunar en Ramadán
 
 
Los musulmanes empiezan en todo el mundo con el ayuno del alba al crepúsculo diariamente, durante 29 o 30 días, según el calendario lunar cómo es ordenado en el Sagrado Quran, en el sura al Bacara:

183. ¡Creyentes!; Se os ha prescrito el ayuno, al igual que se prescribió a los que os precedieron. Quizás, así, temáis a Alá. (Tengan TAQWA).

 
 

184. Días contados. Y quien de vosotros esté enfermo o de viaje, un número igual de días. Y los que, pudiendo, no ayunen podrán redimirse dando de comer a un pobre. Y, si uno hace el bien espontáneamente, tanto mejor para él. Pero os conviene más ayunar. Si supierais...

185. Es el mes de ramadán, en que fue revelado el Corán como dirección para los hombres y como pruebas claras de la Dirección y del Criterio. Y quien de vosotros esté presente ese mes, que ayune en él. Y quien esté enfermo o de viaje, un número igual de días. Alá quiere hacéroslo fácil y no difícil. ¡Completad el número señalado de días y ensalzad a Alá por haberos dirigido! Quizás, así seáis agradecidos.

La palabra árabe Taqwa se traduce en muchos sentidos incluyendo: conocimiento de Dios, temor a dios, piedad, y el ser que se refrena.
Así somos ordenados a ayunar diariamente por un mes del alba al crepúsculo evitamos el agua y todo otro tipo de alimento, también el sexo y el discurso vulgar durante ese período.

¿POR QUE NECESITAMOS AYUNAR?

Las tentaciones del mundo tienden a estropear nuestra pureza y austeridad. Nos complacemos con el alimento todo el tiempo, mordisqueando el día entero. Bebemos café, o té, bebidas carbónicas. Algunos no pueden estar lejos del sexo a no ser que ellos lo hagan al menos una vez al día.
También discutimos, dejamos nuestra decencia y caemos continuamente en la conversación vulgar.

Cuando uno ayuna, no se puede hacer todo eso. Se debe practicar la renunciación a todo esto. Así también cómo fumar. Ningún café constante, ni el té. Las pasiones sexuales se tienen que reducir y cuando somos provocados para discutir se dice "no puedo responder a su provocación". Para lograr el conocimiento de Dios y la cercanía a Dios, También es aconsejado hacer la oración adicional (Tarawwi) y leer el Quran.

LOS BENEFICIOS MÉDICOS DE RAMADÁN

Los musulmanes no hacen el ayuno a causa de los beneficios médicos que son de una naturaleza secundaria. El ayuno ha sido utilizado por pacientes para la reducción del peso, para descansar el tracto digestivo y para bajar lípidos.
El tipo de alimento que se debe tomar en Ramadán es alto en líquidos y nutrientes, y no tiene ningún criterio dietética, es decir, para adelgazar.

Hay muchos efectos adversos de ayuno total así como de dietas de choque. El ayuno islámico es diferente de tales ayunos o dietas porque en el ayuno de Ramadán no hay desnutrición ni toma inadecuada de calorías. Es un cambio de horarios con una pausa en la ingestión, en la cual se produce la purificación del cuerpo y del alma.

El ramadán es un mes de autorregulación y de la educación (entrenamiento interior), con la esperanza de que esta educación durará más allá del final de Ramadán.

Si las lecciones se aprendieron durante Ramadán, si en términos de cuidado, limites y abstención son continuadas después del Ramadán, allí el efecto será duradero en nuestra personalidad.

Todo lo que es permisible (halal) es aceptado, en cantidades moderadas. La diferencia entre ramadán y ayuno total, es el tiempo del alimento; durante ramadán, nosotros perdemos básicamente el almuerzo y tomamos un desayuno temprano, y no comemos hasta el crepúsculo.
Tampoco la abstinencia de agua de 8 a 10 horas no es necesariamente mala para la salud, y, de hecho, causa la concentración de líquidos dentro del cuerpo, produciendo deshidratación leve. El cuerpo tiene su propio mecanismo de conservación del agua; se ha demostrado que la conservación leve de la deshidratación, por lo menos un mes al año mejora la salud y da longevidad.

El efecto fisiológico del ayuno incluye la bajada de glicemia, baja del colesterol y baja de la tensión arterial. De hecho, el ayuno de Ramadán sería una recomendación ideal para un tratamiento de moderación y estabilización leve de la diabetes no insulino dependiente, de la obesidad crónica, y la hipertensión esencial.

Ramadán también tiene excelentes efectos psicológicos del ayuno. Se genera una gran paz y tranquilidad dentro de quienes ayunan durante este.
La hostilidad personal se reduce a un mínimo. Por ejemplo en países Islamicos se reporta una gran disminución en el índice de criminalidad.

Los musulmanes tomamos el consejo del Profeta (sws) quien dijo,

"Si alguien te insulta o te ataca, di que estás ayunando."

Esta mejora psicológica podría ser relacionada también a una mejor estabilización de la glucosa en la sangre durante el ayuno, como la híper o la hipoglucemia o la después de comer agrava los cambios de la conducta.

También hay un efecto beneficioso para el cuerpo en la oración extra de la noche. No sólo ayuda en la mejor digestión y utilización (incorporación) del alimento, y también ayuda en la producción de energía. Hay que saber, es claro, nosotros no hacemos las oraciones por ejercicio.
Las oraciones también ayudan para un movimiento templado de las coyunturas con la utilización extra de la caloría es una mejor forma del ejercicio. Produce una tranquilidad de corazón y mente y mejora la memoria.