Fragmentos
Volver a Menú Principal
 

Palabras de Al-Kharraz

"Haz una oreja de la totalidad de ti, de cada átomo de tu ser y escucharás en cada momento lo que la Fuente te susurra, tan sólo a ti y para ti, sin ninguna necesidad de mis palabras ni las de ningún otro.
Tú eres (todos somos) el amado del Amado, y en cada momento, en cada evento de tu vida, el Amado está susurrándote exactamente lo que necesitas oír y saber. ¿Quién podría explicar esto?
Simplemente es.
Escucha y lo descubrirás, a cada instante que pasa.
Escucha y toda tu vida será una conversación, en pensamiento y acción, entre tú y Él, directamente, sin palabras, ahora y siempre".



Pequeña perla

"La aflicción misma os dice, cuando os pone a prueba,
Te dice si eres de oro o cobre enchapado en oro". Sanai














 
 


Amantu billahi


El Siervo dice con sinceridad “amintu billahi', "Yo creo en Allah," pone su atención en Aquél cuyos atributos, cualidades y bellos nombres se encuentran descriptos en el Sagrado Corán y en los hadices.
Están también aquellos que no adoran nada sino a ellos mismos, a este mundo, y a sus alegrías, placeres y riquezas.
Más aún, hay otros que creen en dioses que supuestamente caminarían por los jardines del Edén en la frescura del día, o que se desplazarían por sobre las nubes o se sentarían en tronos, divinidades que tendrían esposas e hijos, y que se lamentarían de haber dado vida a algunas de sus creaciones y a determinados hombres.
Allah el Supremo está libre de tales atribuciones. Aquellos que Lo disminuyen al nivel de sus imaginaciones se están inferiorizando a ellos mismos desde el alto rango de la servidumbre hasta el más bajo de los niveles de sus egos decretadores de fantasías.



Corto

Los sufís dicen que la verdad es una, pero que las palabras son múltiples.



Corto 2

Si hablo, Tú eres mi palabra;
Si callo, Tú eres mi silencio”

 

Oye Egoista

Abú Sulaiman decía:
"Quien esté ahora ocupado en si mismo,
ocupado en si mismo seguirá.
Quien este ocupado en Dios,
seguirá entonces ocupado en El "



Rumi:


Según el camino sufi, tal como dice Hz.Rumi (qs), si vemos el vuelo de una flecha pero no vemos el arco que la ha disparado, ello no significa que el arco no exista.
En cierta manera pues, la enseñanza sufi se reduce a la búsqueda de ese arco primigenio y esencial.
No se hace a través de la acumulación de conocimientos intelectual sino por la realización y el descubrimiento interior de la "presencia viva", ese "pensar con el corazón" tal como expresa la tradición, la unión con la sabiduría más profunda.



Banquete

En un gran banquete cortesano,
cada cual esta sentado segun su jerarquía,
Entra un hombre comun, de
aspecto misero, y ocupa el sitial mas elevado.
Eres un ministro? pregunta el primer ministro,
No: mas, responde el hombre.
Eres rey? No: estoy por encima de el, responde
Era, pues, el Profeta? No: aun mas que un Profeta.
Eres entonces, Dios? pregunto el primer
ministro.
Estoy aun mas allá, contesto el misero.
Nada hay mas allá de Dios, replico prontamente el dignatario. Absolutamente Nada , afirmo.
Yo soy esa NADA,
fue la respuesta.



El amor sincero y real

NO el llamado amor que dura ratitos
El amor es un océano. Y es un océano sin fin, sin fondo, sin playa, sin principio y sin limites.
Los que tienen la bendición de comprender este misterio, aquellos a quienes les es concedida la gracia y la fortuna de poseer este favor Divino, sólo ellos pueden conocer este secreto.
Quienes alcanzan la felicidad de poder beber este Vino Divino del amor no podrán apagar jamás la sed.
Cuanto más beban, más sedientos estarán y no hallaran alivio.
Con el amor nunca se tiene bastante nunca se está satisfecho, nunca saciado ni colmado.
Lo que es eterno perdura tanto el amor como la unión de ama
nte-amado.
La Develación del Amor Sheikh Muzzafer Ozak Al-Yerrahi (ra)



El estudio

Aunque estudies durante cien años en mil libros, solo tus actos te dispondrán para la misericordia divina. Porque Él, ha dicho: Que no se le contara al hombre mas que sus propios actos" (Coran LIII-40). "Aquel que espera encontrarse con su Señor, que haga obra pía"(Coran XVIII-110).
¡Hijo mío! Cuantas noches has pasado estudiando, privándote del sueño!
No se cual era tu meta. Si lo hacías por este mundo de aquí abajo, por sus bienes, por sus dignidades y para vanagloriarte delante de tus iguales y tus semejantes, entonces ¡malhadado seas, si malhadado seas! Si por el contrario, tu intención era formar tu carácter, someter tu alma inclinada al mal, entonces ¡bienaventurado eres, si, bienaventurado eres!.
Ha dicho la verdad quien escribiera:
"Velan en vano los ojos por toda cosa que no sea Tu Rostro.