Fragmentos
 
 

Cómo conocer?

Hay dos modos de conocer: por medio del argumento, y por medio de la experiencia.
El argumento lleva a conclusiones y nos hace concederlas, pero no causa la certeza ni nos quita de dudas, para que la mente pueda descansar en la verdad, a menos que esto lo proporcione la experiencia.



Diferentes tipos de AMISTAD

Todo ser humano a lo largo de su vida experimenta amistad y cariño hacia otros. La amistad de los seres humanos, dependiendo de su intensidad, cualidad y limitaciones, puede dividirse en tres grupos:

La primera forma de amistad

"Yo vivo mi propia vida y tú vives la tuya, somos amigos pero no tenemos ninguna expectativa el uno respecto al otro."
Ejemplo de este grupo de amistades es la de la gente de la calle y, en general, todas las amistades corrientes son de esta naturaleza.















 
 

La segunda forma de amistad

"Yo vivo para ti y tú vives para mí y, por el amor que sentimos mutuamente, esperamos cariño y dedicación el uno del otro."Esta forma de querer abarca las amistades profundas, los sentimientos existentes en el seno de una familia unida y las relaciones matrimoniales. En realidad, este tipo de amistad es una forma de intercambio emocional.

La tercera forma de amistad

"Yo vivo para ti, tú vive para quien tú desees, te amo sin tener expectativa alguna de ti, todo lo que tú deseas, yo lo deseo."

Esta forma de amistad esta basada sobre el amor y el cariño. La devoción del sufí hacia Dios y hacia el maestro de la Senda debe ser de esta naturaleza para que de sus frutos. Esta forma de amistad no depende de ningún condicionamiento. El sufí ante el Amado dice: "Lejos de todo deseo propio, estoy contento con lo que te agrade a Ti, Te amo sin pensar en la recompensa."
Por eso el amor de los sufíes hacia Dios esta libre de toda expectativa de recompensa y lejos de todo temor del castigo, pues ellos están vacíos de todo deseo y demanda. El amor de los sufíes requiere amar tanto la bondad de Dios como Su cólera, Su rigor como Su fidelidad.

Sólo un pequeño número de los sufíes en la Senda del amor ha alcanzado un lugar en el que se han aniquilado en el Bienamado.
Refiriéndose a éste grupo Rumi escribe: Todo es el Amado; el enamorado, sólo un velo. Vivo es el Amado; el enamorado sólo un muerto.
Sí, el ejemplo más elevado de la amistad entre los seres humanos es como aman los sufíes y, sin embargo, ¡qué pena que no todos puedan experimentar este gozo, pues sólo los elegidos de cada era logran alcanzarlo!




Deseos del Mundo


Rabeáh es conderada una sufi de notables virtudes .

Cuentan que en una ocasión Rabe’ah estuvo ayunando durante siete días y permaneció en vigilia por las noches. Afligida la octava noche de terribles punzadas de hambre, su «yo inferior» (nafs) empezó a quejarse. «¿Cuánto tiempo más vas a someterme a este tormento?» De pronto, oyó un golpe en su puerta. Rabe’ah abrió y se encontró con una dama que nunca había visto antes, de pie frente a la puerta.

«¿Eres Rabe’ah?» Preguntó la mujer.

Rabe’ah contestó, «Sí», y la mujer le entregó entonces una cazuela con comida, diciéndole: «Por favor acepta esta comida sencilla pero preparada lícitamente. Soy una pobre mujer y no tengo fuerzas para llevar la vida santa que tú llevas. Sin embargo, con este pequeño regalo intento demostrarte mi admiración por ti».

Diciendo esto, la mujer se volvió y, antes de que Rabe’ah pudiera decir nada, se alejó.

«Bueno —pensó Rabe’ah— supongo que no tengo más remedio que aceptar esta comida, y romper con ella mi ayuno. De lo contrario se malgastará.»

Una vez dentro de su habitación, dejó la cazuela en el suelo y fue a buscar una vela para tener un poco de luz y romper su ayuno. Al volver vio que el gato había volcado el recipiente y se estaba comiendo el contenido.

«Bueno, ¡que así sea!», murmuró Rabe’ah, y mientras salía de la habitación en busca del cántaro, pensó: «Romperé mi ayuno con agua». Pero en ese instante se apagó la vela. Quedándose a oscuras, intentó saciar su sed llevando el cántaro a la boca, pero se rompió el asa del cántaro estrellándose contra el suelo.

Al ocurrir esto, Rabe’ah suspiró de tal manera que parecía que la casa iba a arder. «¡Oh Dios!», exclamó perpleja, «¿porqué me haces esto, y me dejas tan desamparada?»

«No te aflijas Rabe’ah», le dijo una voz misteriosa, «si lo deseas, te concederé todos los bienes y regalos de este mundo, pero, a cambio, retiraré la pena de mi Amor de tu corazón; pues el regalo de mi Amor y los regalos mundanos no tienen cabida al mismo tiempo en el mismo corazón. ¡Oh Rabe’ah!, tú tienes tus propósitos, y Yo los míos; Mis propósitos y los tuyos no pueden juntarse en un mismo corazón».

Al oír esas palabras, Rabe’ah separó su corazón tan absolutamente de este mundo, y reprimió sus deseos tan totalmente, que en los últimos treinta años de su vida realizaba cada oración como si fuera la última de su vida. Rompió tan absolutamente sus lazos con la gente que, por miedo a que alguien pudiera distraerla o de que algo, que no fuera Dios, ocupara su corazón, rezaba así al caer el día: «Señor, comprométeme sólo contigo, para que nadie pueda distraerme de Ti».




Las Críticas

Pretender controlar la mente de los demás, sus pensamientos y tratar de remover la enemistad de la gente , la envidia de los demás, es realizar una tarea inútil.
Es mantenerse ocupado en cosas mundanas y perder tiempo en tratar de convertir este tipo de esperanzas, en realidad
La mayoría de la gente busca que los demás los alaben y reconozcan.
Nada mas lejano de la realidad.

El Profeta Muhammad (swas) dijo Tengan cuidado de las alabanzas de las personas.

Si alguien los alaba tiren polvo sobre su cara y aléjense.

La persona que permite ser alabada esta otorgando el poder a los demás.
Lo real es buscar la aprobación de Allah y no de los hombres.
Nos alejamos de la critica o de la murmuración de los demás hacia nosotros.
Solo buscamos la alabanza y reconocimiento.
Ofrecemos nuestro agradecimiento a quien nos alaba y tomamos venganza sobre quien nos critica. Sin embargo la critica puede servirnos para evitar futuros problemas.

Generalmente la critica es considerada como un problema, pero ayuda a encontrar el error o defecto. Tendría que ser considerado como un beneficio.
no reacciona contra quienes los acusan o critican y controlan sus lenguas. No toman acción de venganza, interiormente siguen sintiendo resentimiento y exteriormente no muestras satisfacción por lo sucedido.Un segundo tipo de personas

reciben las alabanzas y las criticas de la misma manera. Las criticas no los enojan ni los alegra las alabanzas.
Un tercer tipo de personas son las de mas alto nivel espiritual son quienes no aman a quienes los alaban pues reconocen que estas alabanzas les pueden generar problemas. Por el otro lado aman a a quienes los critican porque les hacen ver sus culpas y errores.

Un cuarto tipo de personas son quienes no aman a quienes los alaban pues reconocen que estas alabanzas les pueden generar problemas. Por el otro lado aman a a quienes los critican porque les hacen ver sus culpas y errores.




Reclamos

No trates de encontrar gente de tu Señor si tu sigues con reclamos, pretensiones y pensamientos de deseos. Nada bueno vendrá de ello.

No se puede decir nada hasta que estés ciego a las cosas materiales. Hasta que tus piernas no estén incapacitadas y desistan de correr hacia las puertas de los demás. Tampoco se puede decir nada hasta que tu corazón, tu mente y tu cara no se aleje de las criaturas y se acerque al Creador.
Todo su ser externo, y tu forma física deberá ir hacia las criaturas tu ser interior, tu centro y tu contentamiento hacia El Creador. (Hz Abdul Qadir al Jilani)




Amas a Dios?

Si te preguntan si amas a Dios, no digas nada, porque si dices “No Amo a Dios", serás un ateo, y si, por el contrario, dices: Amo a Dios", tus actos te contradigan




Descripción


Iman Al-Ghazali (ra) describe al ser humano mediante la siguiente metáfora:

El cuerpo es como un país. Los artesanos son como las manos, los pies y otras partes del cuerpo. La pasión es como el recolector de impuestos. La ira –o el enojo—es como el alguacil. El corazón es el rey. El intelecto es el primer ministro. La pasión, al igual que el recolector de impuestos, usa cualquier medio para intentar quitarlo todo. La ira y el enojo con severos, duros y castigadores como la policía, y quieren destruir o matar. El soberano no sólo debe controlar la pasión y la ira, sino también el intelecto, y mantener un equilibrio entre todas estas fuerzas. Si el intelecto es dominado por la pasión o la ira, el país irá a la ruina y el soberano será destrozado.




La Ignoracia


La ignorancia es esclavitud, injusticia y falta de responsabilidad para con uno mismo y con el mundo. También es falta de discernimiento, confusión y enfermedad. El hombre ignorante no sabe de justicia ni de libertad, por lo que fácilmente puede ser manipulado por una política depredadora de los derechos del ser humano. Todos tenemos derecho al conocimiento.

“Despierta del sueño de la ignorancia en sánscrito), antes de la muerte física, y gocemos de las maravillas que la Vida nos brida en cada instante. en árabe, “El hombre está dormido y cuando muere despierta”. Despertemos del sueño de la ignorancia, del sueño de la ilusión, de la irrealidad por los conflictos psicoemocionales de la mente (). Es la mente la que causa la mayoría de las enfermedades en el cuerpo; en última instancia, lo que está “enfermo”, oculto, velado, es el espíritu.

A esto se le llama espiritualidad. desvela el espíritu, que, habiéndose desmantelado de los conflictos del ego, resplandece con la luz de los significados y las luces de ) es lo que hace enfermar al cuerpo. Por eso, el conocimiento de uno mismo, del mundo y de La ignorancia del ego es el primer paso




Diferentes tipos de Amor

El amor es la base de la creación del universo entero, de todos los seres y criaturas. Todo tiene como base y fundamento el amor. El amor es la médula de todos los mundos, visibles o invisibles, conocidos o desconocidos, el amor es el secreto de la creación. Esta verdad se presenta llanamente en la Sagrada Tradición antes mencionada. Por eso humildemente deseo comenzar con el amor.

Amor significa amar y amarse mutuamente, en turco se le da el nombre demuhabbet, palabra derivada de la raíz árabe hubb que alude a la inclinación del alma hacia algo material o espiritual en lo cual encuentra placer y deleite; sus varias manifestaciones se reducen a tres tipos principales:

1. La persona se encariña tanto con lo que ama y siente tal intenso afecto por ello, que llega a serle tan necesario como el aire, el agua o el alimento hasta tal punto que no puede vivir sin el ser que ama. Así como no se puede sobrevivir sin respirar, sin tomar agua y alimento, el que se enamora no puede vivir sin ver el objeto de su amor, estar con él y aspirar su perfume. Su vida depende del ser amado y sólo sobrevive a causa de su amor.

En realidad, en tal caso es por nosotros mismos que sentimos afecto, es a nosotros mismos a quienes amamos. Como vemos nuestros propios atributos y características en la persona amada llegamos a sentir amor por ella. Este amor es esencialmente el amor a los propios atributos y características.

2. Una persona busca al ser que supuestamente ama sólo cuandonecesita algo de él. . Esta clase de afecto sólo puede compararse al la forma en que se busca el retrete para descargarse de una necesidad; una vez que ésta se ha satisfecho, se sigue adelante hasta que una nueva urgencia se presenta. Tal afecto es obviamente inaceptable como afecto a la luz de la razón y la lógica, ya que no es el amor, sino el interés lo que constituye el factor principal, y el objetivo es la satisfacción de una necesidad y la obtención de un beneficio bajo la apariencia del amor. De ahí que no puede dársele el nombre de amor; acaso pueda explicarse como afecto en aras del provecho personal.

3. En cuanto al tercer y último tipo de afecto, consiste en evitar al amante como quien huye de una enfermedad infecciosa. Cuando el amante desea acercarse al sujeto de su amor, el amado huye de él como un mal contagioso, y trata de alejarse lo más pronto posible.

Ya sea abiertamente o en forma velada, estos tres tipos de afectos conllevan beneficios mundanos, belleza, rango y situación social, juventud, salud, vida y riqueza. Aunque parezca que se ama al amigo, realmente se ama los beneficios que se obtienen de él.

Tomemos como ejemplo el primer tipo de afecto material: el sentimiento descrito, aparentemente ideal, es la culminación del afecto material llevado a la perfección. Como hemos dicho, para alguien que ama en esta forma no es posible vivir sin el objeto de su amor, como tampoco puede vivir sin el aire, el agua y el alimento. En cuanto al que es amado con esta clase de amor, su belleza y su juventud es lo que atrae hacia él el amor y el afecto. Porque en esta clase de amor, no se trata de el prestigio o la riqueza, que se relacionan particularmente con el amor del segundo tipo.

Ahora bien, yo pregunto:

¿Podremos amar a esa persona, sin la cual no podemos vivir, con el mismo amor cuando él o ella hayan envejecido y su belleza se haya tornado en fealdad? La juventud, la belleza, la vida misma son cosas que nadie conserva para siempre, ¿podremos sentir el mismo amor cuando la persona a quien amamos en salud y lozanía cae enferma? ¿Cuando nuestro ser amado muere, podremos seguirle amando como en vida?

Sólo hay una respuesta a esta pregunta: ¡No!

En otras palabras, el amor y el afecto materiales se basan únicamente en ventajas particulares; cuando esas ventajas desaparecen, el amor y el afecto se desvanecen.

¿Y bien? Entonces lo esencial es descubrir el afecto y el amor verdaderos.

(seguira) Sheikh Muzzafer Ozak (ra)



Quién soy???


Alguien le preguntó al santo Hz.Abdul Qadir al Jilani:
“Que eres tu?”Y él respondió:“Yo poseo este ser cuando estoy en tu presencia por ti. Sino fuera así y estuviera ausente de tu presencia yo seria de Aquel que no es, a pesar que existe”.