Fragmentos
 
 

Contracción-Expansión

El corazón, como sitio del anhelo, experimenta una constante expansión y contracción
Si el corazón esta despierto, comienza a captar la Realidad Divina a través de todos los cambios de estado; mediante la intoxicación de la expansión y la aridez de la contracción.

El corazón está siempre ocupado con algún objeto de anhelo a través del cual llega a conocer la Belleza esencial, el anhelo tras todo anhelo.

Dios hizo del corazón el sitio del anhelo, para plasmar Su realidad cerca del ser humano, porque el corazón fluctúa. Si el anhelo fuera una facultad racional, la persona podría parecer estar en un estado constante. Pero dado que está en el corazón, le sobreviene siempre la fluctuación. Pues el corazón está entre los dos dedos del Compasivo, por lo que su condición no es la de permanecer en un solo estado. ( Futuhat al-Makkiya II 532.30)



Debilidad

Un sufi dice: "Nos hemos hecho débiles hasta alcanzar toda la fuerza posible".
Eso significa que nuestro "yo" se ha debilitado hasta aniquilarse, hasta que la fuerza divina nos llene de Su luz.


















 
 

Crisis de crecimiento

Una madre lo sabe mejor que un hombre: un parto es doloroso, pero la satisfacción de tener el recién nacido en sus brazos, produce en la madre una sensación de ser abarcada por una grandiosidad indescriptible,que hay algo más grande que ella.

Es muy doloroso para la madre cuando el feto avanza dentro del canal de parto, cuando está pariendo a su bebé, pero si el feto se detiene en su avance, puede morir por estrangulación del cordón umbilical, con todo el sufrimiento que esa muerte significa para la madre. De modo similar, es mejor avanzar dentro de la tormenta del malestar. La ruptura de hábitos negativos produce un tremendo malestar. Es tremendo el malestar que produce ver las cosas tal cual son, y es casi imposible aceptar que las cosas no se acomodan a mis particulares gustos y caprichos de turno, pero es peor quedarse con los brazos cruzados, o sea retroceder frente a la tormenta del malestar y buscar parches o falsas soluciones. El avestruz, un animal de Sudamérica, cuando el cazador lo va a agarrar, esconde la cabeza entre sus patas, así no ve al cazador y es fácilmente cazado. Asi hacemos nosotros con nuestro malestar, no lo enfrentamos y somos derrotados por la depresión, hay que elegir: o se crece o se cae en la depresión.

Al malestar o crisis de crecimiento hay que enfrentarlo para tener la experiencia. Los teólogos lo llaman las pruebas o tests a que Dios somete al hombre, para que el mismo hombre verifique quién es un mentiroso o quién es sincero en su camino de retorno a Dios.

Todos los esfuerzos y sacrificios conscientes que se hacen para salirse de la rueda de nuestras dañinas repeticiones son instrumentos para lograr objetivos. No somos masoquistas, somos personas que queremos dejar de sufrir y usamos un método, un modo de vivir sabiamente siguiendo las leyes de la naturaleza, para que el sufrimiento no se convierta en nuestro maestro.

El hombre es algo que se está haciendo aún, no es algo terminado, por eso las conclusiones son conclusiones de un momento dado de vida, y por eso lo que hoy vemos que es correcto para uno, mañana lo vemos como algo equivocado para uno y viceversa. Cuando sacamos conclusiones o hacemos leyes generales de conclusiones parciales, entramos en contradicciones.

 

Realidad

Sufismo es una vía de conocimiento, de transformación interior.
Se dice que recorrer el sendero es como la situación del hombre que no habiendo oído hablar nunca del fuego, no lo ha visto jamás y no sabe que es ni que significa.
Este hombre puede en algún momento ponerse en marcha y llegar hasta el lugar donde ha oído decir que había fuego.
Será guiado por otra persona que seguramente vio y conoce el fuego.
Cuando llega, si llega, puede por fin contemplarlo,observarlo.
En ese momento su "realidad" pasa de la "creencia" a la "contemplación".
Ya no es necesario "creer" ahora lo puede "ver"
Finalmente la tercera etapa consistiría en ser el fuego, conocer el fuego consumiéndose en él.
Recién en ese nivel de realidad uno puede decir que ha conocido el fuego y no antes.
Es así como los sufíes dicen la fórmula: “No hay otra realidad sino la realidad"
"No hay otro Dios, mas que Dios"


Hipocrecia

Abdul Lan Ibn Amr cuenta que el Profeta (B y P) dijo: " Existen cuatro rasgos que, si se reúnen en una persona le convierten en un hipócrita completo.
Si una persona posee uno de ellos, tendrá un rasgo de hipocresía hasta que se deshaga de él. Estos son:
1-cuando se le confía algo, lo malversa;
2-cuando habla, miente;
3-cuando promete, falta a la promesa!
4-y cuando contiende, vilipendia"
Relatado por Bujari y Muslim.

 

Entre dos dedos

Dios hizo del corazón el sitio del anhelo, para plasmar Su realidad cerca del ser humano, porque el corazón fluctúa.
Si el anhelo fuera una facultad racional, la persona podría parecer estar en un estado constante, podría elegir estar feliz o triste. Pero dado que está en el corazón, le sobreviene siempre la fluctuación. Pues el corazón está entre los dos dedos del Compasivo, por lo que su condición no es la de permanecer en un solo estado. ( Futuhat al-Makkiya II 532.30)

El corazón, como sitio del anhelo, experimenta una constante expansión y contracción, pero si el corazón esta despierto, comienza a captar la Realidad Divina a través de todos los cambios de estado; mediante la intoxicación de la expansión y la aridez de la contracción.

El corazón está siempre ocupado con algún objeto de anhelo a través del cual llega a conocer la Belleza esencial, el anhelo tras todo anhelo.
Ibn 'Arab



Una fruta

El derviche hablaba sobre aquellos temas que le preguntaban y daba su parecer , pero los demás no siempre entendían el sentido de las palabras...y preguntar "porque?"
Una vez una persona lo encaró uno de ellos una tarde. Tú nos cuentas cosas pero no nos explicas su significado...

-Pido perdón por eso. – Se disculpó el derviche – Permíteme que en señal de reparación te convide con un rico durazno.

-Gracias respondió halagado la persona

- Quisiera, para agasajarte, pelarte tu durazno yo mismo. ¿Me permites?

- Sí. Muchas gracias.

- ¿ Te gustaría que, ya que tengo en mi mano un cuchillo, te lo corte en trozos para que te sea más cómodo?...

- Me encantaría... Pero no quisiera abusar de tu hospitalidad, ...

- No es un abuso si yo te lo ofrezco. Solo deseo complacerte...

- Permíteme que te lo mastique antes de dártelo..dijo el derviche.

- No por favor. ¡No me gustaría que hicieras eso! Se quejó, sorprendido la persona.

El derviche hizo una pausa y dijo:

-Si yo les explicara el sentido de cada cosa que digo... sería como darle a comer una fruta masticada


Etapas

En el sendero hacia Dios se recorren ciertas etapas , una de ellas es "Muere a la Creación con el permiso de Allah".
El signo de que has muerto a la creación es tu independencia respecto a las criaturas: dejarás de agitarte entre ellas y no te importará lo que tengan entre manos.


Otra etapa es "muere a tu pasión con la orden de Allah"
El signo de que has muerto a tu pasión es tu liberación de la cadena de las causas y los efectos: la riqueza y la pobreza, la vida y la muerte, lo bello y lo feo, te serán indiferentes. Entonces nada te inquietará, y nada te doblegará. Habrás confiado tu ser a Allah, y lo mismo que Él se encargó de proporcionártelo cuando aún no existías, Él te sostendrá cuando se lo devuelvas. Y, así, Allah estará a tu principio y a tu final.


La tercera etapa es "Muere a tu Voluntad"
El signo de que has muerto a tu voluntad es que debes elegir: no tendrás intereses, dejarás atrás tus necesidades y perderás todas tus metas. No querrás entonces más que lo que Allah quiera, y la Voluntad de Allah fluirá por ti. Tendrás calma en el devenir, tu cuerpo se relajará y tu corazón dejará de latir: tu pecho respirará libremente y tu rostro resplandecerá. Serás rico entonces, porque todas las cosas te pertenecerán, pero tú no pertenecerás a nada. La Mano del Poder te moverá y la Lengua de la Eternidad sin Principio reclamará tu presencia, y te enseñará el Señor de Todos los Hombres: te revestirá con sus luces, te adornará con todos sus secretos, y te sentará el primero entre los primeros.

(Hz Abdud Kadir Al Jilani)


siguelo....

Sufyan al-Thawri dijo: "Nunca traté con algo más fuerte que mi propio ego; un tiempo estaba conmigo, y un tiempo contra mí"
Ese hombre que se sobrepone a su EGO se ha transformado en algo sutil, en puro espíritu contemplador: tan sólo ve la acción verdadera, sin juicios de valor, y descubre que sólo Allah es agente, que nada es movido o calmado más que por Allah.
Para él dejan de existir el bien y el mal, el daño y el beneficio, la abundancia y la escasez, la vida y la muerte, ... para él ya no hay orgullo ni humillación.
Se entrega al Destino como un niño a quien lo amamanta. Ha dejado de esperar de sí mismo y de los demás: se ha ausentado en la contemplación del devenir. Ya no ve más que la acción del Uno. No oye ni comprende lo que se le dice: hasta él sólo llega el sonido de su Señor. Y cuando ve, cuando oye, cuando comprende, su ojo tiene otra forma de ver, su oído otra forma de oír y su entendimiento tiene otra forma de comprender.

Si encuentras alguna vez a alguien que responda a esta descripción, acompáñalo. En su compañía se borraran tus tribulaciones porque matará tus temores y tus esperanzas. Escucha sus palabras hasta encontrar la calma.



Reflexionar


Oh tu buscador,
A menudo tu hablas pero no escuchas;
A menudo tu escuchas, pero no puedes entender;
A menudo tu puedes comprender pero no tomas acción;
Cuan a menudo tu tomas acción pero no actúas sinceramente.

Hz. Abdul Qadir Al-Jilani