El Mes de Ramadan
 
 

El Ego durante Ramadan
Sheikh Muzaffer Ozak (ra)
Libro Irshad

Durante el Mes de Ramadan tenemos oportunidad de poder ayunar y observar asimismo, las tremendas dificultades que eso significa.
Es una época donde podemos conocer nuestras verdaderas limitaciones e impotencia. Uno de las recompensas es el Día del Id, donde Allah ofrece Su Divino Banquete al invitar a beber y comer a través de Su Gracia y Generosidad.(69:24).


 
 

El mes de Ramadan es diferente según el estado espiritual de cada persona:

Nivel Ego Dominador

En este nivel un creyente se diferencia de un no creyente en la afirmación de la Unidad. Cuando se le pregunte su Fe, responderá Islam, tendrá quizás un nombre Musulmán y posiblemente será enterrado en un cementerio musulmán, teniendo para ello una oración fúnebre musulmana también.


Ego Censurador


En este nivel, la persona seguirá cometiendo y cayendo en toda clase de debilidades como en el primer nivel, pero ahora se sentirá culpable y luego de hacerlas una y otra vez, se arrepentirá, sentirá remordimiento y se auto censurará. Este nivel es el primer nivel hacia la salvación y el primer paso para poder ser una persona digna.


Ego Inspirado


En este nivel la persona se equivoca e inmediatamente se arrepiente, sigue pecando y sigue realizando las devociones. Lamenta sus propias acciones y sigue en oración. Luego vuelve a obedecer a sus egos bajos y así, Algunas veces su conciencia vence sus instintos y otras veces, no. En este nivel, como en el de los anteriores niveles, al ayuno consiste en no comer, ni beber, y no tener relaciones sexuales en los momentos de abstinencia.

Al finalizar Ramadan las personas de estos grupos de conciencia, vuelven nuevamente a comer, beber y tener relaciones sexuales sin control.



Ego Tranquilo y Ego Complaciente


En este caso, el ayuno no solo consiste en no comer, beber o no tener relaciones sexuales, sino también de abstenerse de ver algo ilícito, de maldecir, mentir, insultar y de comer comida ilícita, de hablar de temas sin importancia y de que sus manos y pies realicen actividades agradables a los ojos de Allah.
Cuando el mes de Ramadan finaliza, este grupo de elite continua con estas actividades.

Este grupo purifica su boca recitando la Unidad, y no mancha su boca con insultos, mentiras o chismes. Habla solamente la verdad y practica la paciencia con estilo de vida. Recitan el Coran y comen solamente comida licita. No permiten que sus oídos escuchen cosas que no complazcan a Allah. Emplean sus manos en trabajos de caridad y su sabiduría. Sus pies para ir a lugares que le complacen a Allah y pasan su vida en Allah. En el momento de su muerte Allah les dice.

Oh alma tranquila retorna a tu Señor, agradecido, complacido. Entra entre Mis siervos. Entra a Mi Paraíso. (89:27/29)



Ego Purificado


Son aquellos que disfrutan la aceptación directa de Allah, son la Sucesión de los Mensajeros. Obediencia al Profeta (swas) es obediencia al Señor. Son seres de gran valor, herederos de una carismático poder. Ayunar para ellos es mantener sus órganos en ayuno y tener actitudes basadas en el Coran y bajo el ejemplo del Profeta Muhammad (swas), tanto internamente como externamente.

Romper el ayuno para los demás es ingerir bebida o alimento. Para ellos es simplemente mentir, mirar o tocar algo no placentero para Allah, escuchar cosas impropias. Para este grupo de la elite de la elite, Romper el ayuno es simplemente pensar en algo que no sea verdad.

Estos seres están en una cercanía tal, que cada día es un Festival del Id y cada noche es una Noche del Poder. Nuestro Profeta Muhammad (swas) no ha dicho que durante este mes de Ramadan nos podemos volver tan puros y limpios de pecado tal como éramos al venir al mundo del vientre de nuestra madre.
Para nosotros el Festival sucede una vez al año en el fin de Ramadan y otro en el Festival del Sacrificio. Son días festivos para la gente ordinaria.


Volver Ramadan